Necesitas ayuda?
Si necesitas ayuda:
El nacimiento de Arale

Hay momentos de tu infancia que se te quedan grabados por algún extraño motivo. No estamos hablando de momentos tan trascendentales como tu primer día de colegio o la primera vez que se te cae un diente. Estamos hablando del primer día que tomas contacto con algo que te hará cambiar la forma de ver y entender las cosas. El primer día que vimos el Dr Slump, abrimos la puerta hacia un nuevo mundo alocado donde la lógica y la normalidad no eran más que casualidades en un universo lleno de cosas tan extraordinarias como divertidas.

las maravillas de villapingüino

Un ser que parece Ultramán está intentando pescar el sol. Lo consigue y vemos como la primera reacción del recién salido sol es lavarse los dientes al mismo tiempo que un cerdo subido a una rama, con un altavoz en la cabeza y una manivela de cuerda en la espalda, da los buenos días a los habitantes de villa Pingüino. No hacía ni un minuto que habíamos puesto nuestros pies en el universo de Toriyama, que gestos como parpadear o moverse se habían eliminado por completo de nuestras posibles acciones frente al televisor. Nos habíamos sumergido entre risas y emoción en lo que sería sin lugar a dudas, el principio de una gran amistad o mejor dicho, amor por el humor surrealista alocado del Dr Slump. Si en aquel momento aparecía tu padre para cambiar de canal, de la única televisión que había en casa, se sucedía una cruda discusión que acababa con toda la familia frente al televisor para ver el episodio. Ese ejercicio no debió ser tan malo, ya que en los sucesivos días, eran los propios padres que tenían ganas de ver como continuaba aquella historia de la niña robot que hablaba con las cacas y vivía en un mundo tan colorido.

Animales vestidos como personas, folclore japonés compañeros de clase tan célebres como Frankenstein o Drácula, máquinas expendedoras que hablan... este conjunto de inputs se sucedían a un ritmo vertiginoso in crescendo con el que parar de reír era apenas imposible. Hemos aterrizado en Villa Pingüino y ya no hay vuelta atrás. Hemos quedado atrapados en las redes del gran Toriyama y su magnífica serie el Dr Slump. En este post sobre la serie, queremos recordar un momento tan estelar como peculiar. El nacimiento de la Arale.

la arale necesita gafas

La Arale es un robot creado por elDr Senbei Norimaki. La genialidad del doctor está a la altura de su mala pata. ¿Quién sino sería capaz de inventar el mejor robot jamás creado y que necesite llevar gafas? Estos eran esos momentos, tantas veces imitados en tantos mangas y animes, en los que el personaje que descubre un error por su parte, aparece dibujado con una gran gota de sudor en la cabeza. Sino habéis visto el Dr Slump, al revisionarlo veréis cientos de referencias que se han asentado en la cultura popular de la comedia nipona. El Dr Slump tuvo una gran aceptación en Japón y el resto del mundo, situando en el mapa a un joven Akira Toriyama que produciría años más tardos el verdadero big ban mundial del manga con su serie Dragon Ball.

Os dejamos no sin antes compartir un trozo del primer episodio del Dr Slump. Después de crear a la Arale y presentarla al resto de la villa como su hermana, el doctor tiene que conseguir ropa para ella. Lo más difícil para Senbei es conseguir unas braguitas para su hermana robótica. La mejor idea que se le ocurre es disfrazarse de mujer e ir a unos grandes almacenes a comprarlas. Un momento memorable con el que no dejamos de reír al volver a verlo.

2015-04-28

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada

Escribe tu comentario

(max 400 caracteres)

Debes estar logueado para poder comentar

Login