Necesitas ayuda?
Si necesitas ayuda:
Dentro del Laberinto cumple 30 años

Una de las películas de nuestra infancia ha llegado hoy a la treintena y que mejor forma de rendirle un homenaje, que recordarla todos juntos. Una película que, sin ser de las más taquilleras del año 86, consiguió permanecer en el imaginario colectivo en los sucesivos años, hasta llegar a convertirse en una película de culto.

Si tuviéramos que definir en una sola palabra lo que sentimos al ver por primera vez Dentro del Laberinto, sería sin lugar a dudas rara. Muchas de las cosas que vimos en los 80 eran bizarras y en parte, ahí estaba su belleza y atractivo. Era una época que no estaba carente de convencionalismos en los géneros creativos, pero había lugar para obras singulares como ésta, que creaban su propio género y espacio dentro de esa época. Su director Jim Henson, creador también de otro gran título que tal vez os suene: Cristal Oscuro -de ahí su similitud en el diseños de los personajes entre ambas películas- contó con el apoyo del gran George Lucas, para llevar a cabo esta gran producción.

Goblins dentro del laberinto

Somos perfectamente conscientes que mucha gente que nos sigue, son más jóvenes y posiblemente no hayan visto esta película. La mejor forma de abordar este homenaje, es empezar explicando de qué va sin caer en spoilers. La gran mayoría de las películas de los 80 se disfrutan especialmente si viviste en aquella época, pero visto como está el cine actual, a buen seguro que sabrás apreciar los motivos que hicieron de esta obra algo tan singular recordada 30 años después.

mundo dentro del laberinto

Sinopsis de Dentro del laberinto

La protagonista de esta película de aventuras y fantasía es una adolescente de 16 años que se llama Sarah, interpretada por una jovencísima Jennifer Connelly. Sarah se encuentra en el parque con su perro Merlyn, ensayando las líneas que tendrá que recitar en una obra de teatro. Durante el ensayo y bajo la atenta mirada de una lechuza, Sarah se distrae al no poder recordar una frase.

Sarah ensayando en el parque

En ese mismo momento cae en la cuenta que hace tarde para ocuparse de su hermano pequeño Toby. Al llegar a casa Sarah recibe una reprimenda de su madrastra quien estaba esperando a que llegara ella, para poder irse a cenar con Robert, el padre de Sarah. Entre la frustración de la regañina y ver a su hermano con su osito preferido, Lancelot. Frustrada por todo esto y por los continuos lloros de su hermano pequeño, desea en voz alta que el Rey Goblyn Jareth, un personaje de la obra en la que estaba ensayando, se lleve a su hermano. Cual es su sorpresa al ver que su hermano desaparece y el mismísimo rey Goblyn Jareth, interpretado por el gran David Bowie, aparece en su habitación y la transporta a su reino dándole 13 horas para conseguir resolver el laberinto e impedir que Toby se convierta en goblin para siempre.

El rey goblin Jahred aparece en la habitación de Sarah

Con esta premisa, Sarah se adentra en el laberinto gracias a la ayuda del enano Hoggle. Conocerá otros amigos como Ludo, Sir Didymus y su fiel perro Ambrosius y muchas otras extrañas criaturas. Vivirá no pocas aventuras y descubrirá el verdadero valor de la amistad.

laberinto

*Nota sobre la imagen de encima: La película está llena de easter eggs. ¿Eres capaz de ver la cara de David Bowie en este fotograma?

¿Por qué Dentro del Laberinto se convirtió en un clásico de culto?

Vamos a intentar desgranar punto por punto, los ingredientes que le confieren esta singularidad tan especial.

Influencias

Dentro del laberinto combina el Mago de Oz, Alicia en el País de las Maravillas y las obras de Maurice Sendack con toques oscuros y partes de musical glam rock encabezado por David Bowie, combinado con un montón marionetas. Una extraña y singular mezcla que funciona a la perfección en su conjunto

Estética

El mundo de dentro del laberinto no es un reino de hadas propio de B arrio Sésamo. Su estética está más ligada con el Cristal Oscuro donde extrañas criaturas, nada inofensivas generan un mundo de ensueño más cercano a una pesadilla que un reino encantado. Aun así, sigue siendo una película para niños y sabe compensar todos estos momentos oscuros con grandes dosis de humor y diversión. Admitámoslo, las películas para niños de los 80 tal vez serían criticadas a día de hoy y consideradas poco apropiadas para una audiencia infantil. Pero como todos sabemos, las aventuras, para serlo, tienen que entrañar cierto peligro. Sino no serían aventuras.

Efectos especiales

Es cierto que si la vemos ahora, vemos que no todo en esta película ha envejecido de la misma forma. Lo que más llama la atención a día de hoy es el CGI de la lechuza. En cambio el mundo singular de Henson creado con marionetas, sigue muy vigente y aguanta con nota el paso del tiempo. En el momento de salir la película, la obra fue calificada de portento visual utilizando escenarios y criaturas como goblins, enanos y caballeros sin apenas usar efectos generados por computadora. Todo era tangible y real a los ojos de la audiencia. Llama la atención las expresiones faciales de muchos de los personajes como Hoggle o Ludo. Para muestra, no os perdáis este pequeño vídeo donde se revelan algunas de las técnicas que utilizaron.

Grandes actores

Si hay algo que hace que este film sea tan maravilloso, es la carismática interpretación del Rey Goblin Jareth interpretado por el grandísimo David Bowie. Canta, baila e interpreta encajando a la perfección en este mundo de ensueño. ¿Sabíais que David Bowie no fue la única estrella de la canción en la que pensaron originalmente para este papel? Otros grandes artistas como Michael Jackson, Sting, Prince e incluso Mick Jagger, fueron propuestos para interpretar este papel. Pero hay que ser honestos y admitir que ningún otro hubiera podido generar un personaje que provocara al mismo tiempo sensaciones de repulsión y deseo a partes iguales. No hay que olvidar que Sarah siente una fuerte atracción por Jareth. Disfrutad de la interpretación de David Bowie en la canción Magic Dance

Banda Sonora

Sabiendo que la gran mayoría de momentos musicales son interpretados por David Bowie, no hace falta decir nada más. Los canciones donde Jareth canta y baila, destacando por encima de todas Magic Dance, donde Jareth entretiene a Toby cantándole la canción con la ayuda de sus goblins y la escena del baile de máscaras con Sarah. Pura magia audiovisual solo posible con la talla de un artista que inunda la pantalla de una forma casi hipnótica.

Esperamos que os haya gustado nuestro artículo recordando Dentro del Laberinto. Si la tenéis a mano, no dejéis de verla y recordarla ahora que se nos ha hecho mayor. Si tenéis ganas de seguir indagando detrás de las cámaras y saber mucho más acerca de esta película, no os perdáis este documental que hemos encontrado en YouTube: Inside The Labyrinth. Está en inglés, pero vale mucho la pena

2016-06-27

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada

Escribe tu comentario

(max 400 caracteres)

Debes estar logueado para poder comentar

Login